¿Porque corremos?






Por José García

Te han preguntado…por qué corres?

Se puede dar una respuesta, un buen motivo, pero esas respuestas vinieron con el tiempo, a medida que corría fui encontrándolas, y cuantos más kilómetros recorría, más reales eran, y pensé…corro porque es saludable, porque me hace bien, corro porque me veo mejor, quemo calorías y me quito de encima los kilos de más..

Corro porque mejora mi humor, corro porque después de hacerlo descanso mejor, el cuerpo de un corredor aprovecha más las horas de sueño.

Corro porque mi corazón se vuelve más eficiente, el atleta adquiere gradualmente la capacidad de bombear más sangre con menos latidos, mejora mi circulación, lo que oxigena mejor los tejidos y esto hace que mis órganos también funcionen mejor.





Corro porque aumentan mis niveles de serotonina, y esto reduce la posibilidad de padecer estados depresivos.

También aumenta en mí la cantidad de endorfinas, que es la hormona que produce el estado de bienestar y combate el dolor. Cuando corro se estimula la formación de masa ósea, ayudando a prevenir enfermedades como la osteoporosis.

Corro porque corriendo elimino el cortisol que es la hormona del estrés.

Cuando corro se produce mayor elasticidad en mis vasos sanguíneos, lo que ayuda a mantener la presión en niveles normales.

Correr hace que mis pulmones potencien sus funciones, lo que a la vez reduce el riesgo de contraer infecciones respiratorias.

Corro porque básicamente adquiero una mejor calidad de vida, tengo una rutina sana, cuido mi cuerpo, mis comidas, mis hábitos, y me hago dueño de una nueva visión del mundo.

Pero todo esto siendo tan bueno no es lo mejor, eso, eso viene ahora…lo mejor es que corro porque gano para toda la vida nuevos y buenos amigos.

Corro porque tengo un team, una familia porque comparto experiencias inolvidables con seres humanos entrañables. Y a ellos no les puedo fallar.

Corro porque supe que en el silencio hay templanza y aprendizaje.

Corro porque sonrío, respiro, vivo, y soy feliz.

Corro porque no importan las razones, y mucho menos cuando ninguna de ellas tendría más fuerza que un latido.

Corro una y mil veces porque cuando sea demasiado viejo y no pueda hacerlo, miraré al horizonte con una sonrisa cómplice y le diré al cielo que mi vida tuvo sentido.

Corro simplemente porque amo la vida, y correr es mi modo de celebrarla, de recibir o terminar cada día diciéndome a mi mismo que tiene sentido vivirla.

Corro por todo esto y por mucho más, nada más y nada menos, y podría llenar páginas enteras de buenas razones, pero nada, nada te lo explicará mejor que mirarme a los ojos cuando cruzo una meta.

Corro porque tengo miedo, mucho miedo ante cada gran desafío, pero lo uso como el más poderoso motor mental.

Corro porque se que no voy a ganar ninguna carrera, pero se que voy a subir al podio de mis logros personales cada vez que cruce una meta.

Corro porque voy por la gloria personal, que está lejos de un puesto de élite, pero muy cerca de mis deseos de superación.

Corro porque al correr nos iguala a todos, nosotros los aficionados que entrenamos, y a los grandes, que nos dan su ejemplo de humildad.

Corro porque antes que me lo dijeran mi corazón ya sabía que nada es imposible, y que sólo tenía que hacerlo.

Corro porque como alguien dijo, el dolor es pasajero pero la gloria es eterna.

Corro porque me gusta ver una mellada cerca de mi corazón.

Corro porque en cada entrenamiento me transformo y me siento el más valiente guerrero.

Corro porque es un desafío permanente y se que lo difícil me gusta.

Corro porque una carrera es la mejor metáfora de la vida que encontré, porque cuesta, duele, hay que esforzarse, pero al final siempre hay recompensa.

Corro porque siento el viento contra mi cara como si fuera una caricia de libertad.

Corro porque cuando termino mi corazón me lo agradece y lo traduce con una sonrisa en mis labios.

Corro porque mis piernas son el instrumento que me llevan a superar las barreras que pone mi mente.

Corro porque cada paso me lleva hacia delante, y adelante es futuro, y el futuro es vida, y la vida es amor.

Corro porque cuando logro una meta importante, las lágrimas me nacen de una manera incontenible, porque una vez más me vencí a mí y a mis fantasmas.

Corro mucho, porque alguna vez pensé que jamás podría hacerlo, y juré que me iba a desmentir antes que querer tener razón.

Corro porque una vez quise ser héroe por un día, y lo logré.

Corro porque tengo la sangre caliente, la mente fuerte, el espíritu joven y el corazón apasionado.

Corro porque tengo mi próximo objetivo en mente, corro porque cada vez encuentro nuevos desafíos.

Corro porque siempre habrá alguien más rápido que yo, pero con quien sentiremos la misma emoción al sentirnos ambos ganadores.

Corro porque un runner no sabe de fronteras, banderas ni idiomas.

Corro por orgullo, por pasión, por decisión, corro porque quiero que alguien sienta orgullo por mí.

Corro porque quiero dejar un legado invisible, porque lo que haga en vida redundará en la eternidad.

Corro en memoria de alguien.

Cuando te pregunten, por qué corres… hay mil y una respuestas...
--------------------------
José Garcia (Josep Garcia en el FB) es entrenador y coordinador deportivo en el Intituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Campus Saltillo.
Anteriormente fue preparador fisico del equipo de la liga Mexicana de Beisbol Saraperos de Saltillo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Senderismo, Excursionismo o Trekking? Montaña "El Cielo", Cerro de "La Martha" y Montaña "La Viga"

El Maraton de Homero Simpson! (o Mejor dicho.. las trampas tambien dejan cosas buenas!)

¿Como se mide la distancia en una carrera?