martes, 25 de abril de 2017

¡Oye tú!, ¡La Gordita que corre!


Este post lo vi hace tiempo pero no me había dado a la tarea de traducirlo y compartirlo con ustedes. Vaya este post por todas aquellas personas (hombre o mujeres) que estuvimos en la situación descrita y que ahora describen nuestros sentimientos hacia todas las personas que están intentándolo… especialmente porque sabemos que no es nada fácil.
Fuente http://flintland.blogspot.mx/2012/05/hey-fat-girl.html, Traduccion libre de “Correteando la cheve”.


¡Oye tú!, ¡La Gordita que corre!

Si, tu. La que prefiere no verme cuando nos cruzamos en la pista. La que ni siquiera usa ropa deportiva y que respira con dificultad. Eres lenta y el esfuerzo de moverte hacia adelante hace que te encorves.
Tímidamente te mantienes a distancia del último corredor, algunas veces mejor haces vueltas más largas en el camino de grava al lado de la pista solo para no estorbar. Sudas tanto que tu cabello esta todo húmedo. Rara vez entrenas más de 20 minutos cada vez y te vez exhausta cada vez que regresas a casa.
Nunca hablas con nadie pero yo si tengo algo que quiero decirte.
¡ERES ASOMBROSA!
Si pudieras verme a los ojos solo por un instante, podrías notar la admiración y el respeto que te tengo, la aventura que acabas de iniciar es tremenda; Te llevará a una mejor salud en tu vida, a una renovada confianza y a una nueva versión de libertad. Los regalos que recibirás del correr exceden en gran medida al enorme esfuerzo que te toma el aparecer en la pista, el enfrentar tus miedos y valientemente ponerte en movimiento, enfrente de todo el mundo.
Ya has iniciado tu transformación. Ya no aceptas tu estado actual inmóvil y de pasividad. Haz tomado una decisión difícil, pero una decisión que trae una promesa. Cada respiración pesada que tomas es en realidad un poco más fácil que la anterior, cada paso que das es un poco más ligero. Cada empujón hacia adelante te hace dejar atrás la persona que eras cuando despertaste hoy, dejando espacio para una persona mejorada, una que es más fuerte, más sana y viendo hacia adelante, una que sabe que todo es posible.
Tu eres mi heroína, y si te quitaras los audífonos y subieras la cabeza por un poco más de un segundo o dos, podrías notar que los otros corredores que cruzan tu camino, esos que te hacen sentir tan incómoda, miran con asombro tu determinación. Ellos, a diferencia de otras personas, saben bien de dónde vienes. Ellos han oído los propósitos de otros muchos, que juraron ponerse a correr para mejorar su salud, “La semana que entra”. Y sin embargo ¡ERES TU LA QUE ESTA CORRIENDO!, la que buscó en lo profundo de su ser la fuerza para venir aquí, y regresar a hacerlo de nuevo.

Ya eres una corredora, y nadie te puede quitar eso, te mueves irremediablemente hacia adelante, eres más fuerte de lo que piensas y estas apunto de ser sorprendida por lo que puedes hacer. Un día, muy pronto, tal vez mañana saldrás afuera y te maravillarás de tus capacidades. No creerás en tu propio cuerpo, te darás cuenta de que TU puedes hacer esto y un nuevo horizonte se abrirá en tu vida. Eres una verdadera inspiración.
¡Me inclino ante ti!

Haz click aqui para suscribirte al canal de youtube "correteando T2"
Unete al grupo de facebook en este link

Comparte este post con tus amigos en facebook o dale "me gusta"