martes, 28 de julio de 2015

Recordando el maraton de la ciudad de Mexico 2014 #‎MaratónCDMXTelcel‬


Ya se acerca el maratón de la ciudad de México, y para iniciar con la algarabía y el training mental que un maraton requiere, quiero compartir con ustedes mi experiencia en el maratón del año pasado






¡Se pronosticaba lluvia ese día desde una semana antes!, pero para alguien que viene de una ciudad en la orilla del desierto, el pronostico de lluvia es algo casi imperceptible y que ni siquiera debe de tomarse en cuenta.

"Llevate un impermeable o una bolsa de plástico", me dijo mi esposa mientras me preparaba para salir... "Naaa, ni creo que llueva, ademas en el distrito federal no llueve en la mañana".. y el impermeable se quedo muy dobladito en el buró del cuarto del hotel..... 







¡Saliendo del hotel ya estaba la fiesta en su apogeo!, la alameda de la ciudad de México es uno de los lugares mas emblemáticos del país, ahí esta el hemiciclo a Juarez.


Tambien el palacio de bellas artes y a unos metros la torre Latinoamericana, el ambiente ya era festivo y no había ni trazas de lluvia.. "!Que inteligente yo!" me dije... "No tengo que cargar el impermeable"!


Me dirijí a mi corral, que como habia dicho que esperaba hacer menos de 5 horas, pues me quedo LEJISISISIMOS! de la linea de salida (Nota mental para este año, decir que quiero hacer 3 horas y media o 4 horas o asi..) 


Llegando a el corral me encontre a un corredor Rarámuri (no me acuerdo de su nombre), pero se me hace que no era muy de Chihuahua porque estaba en el corral de menos de 5 horas, a lo mejor iba a correr lastimado o algo...mmm

ACTUALIZACIÓN!: me acabo de enterar que quien se tomo la foto conmigo (el Rarámuri) es Silvino Cuvezare!, ganador del Campeonato mundial trail en Peñalara España!... Avisenme!.. no sean asi!


Y cuando todo parecía seguir un curso normal, splash!.... se cayo el cielo!.... !Demonios!... ¿Y mi impermeable?... un tremendo aguacero marca Noe cayo en la ciudad mientras esperábamos la salida!

Ni modo!, a correr!, en mi mente, como extraño presagio solo se oia "El corrido del caballo Blanco" Que un dia domingo Feliz arrancara!, Iba con la mente de llegar a la meta, habiendo salido desde la alameda!


Su menso jinete olvido impermeable, y todo mojado se fue a puro pelo!..!Cruzó como rayo tierras de Reforma!, entre flores frescas y las nubes del cieloooo (aunque quisiera medirme, con la lluvia como que no se podia... chin!) 
























A paso mas lento .. llegó hasta Chapultepec, !y en la mera reja se andaba quedando!, !Dicen que cojeaba!, !de la pata izquierda!, y que llevaba todo el hocico sangrando!!.


En el kilómetro 21 esta la ruta por la entrada a chapultepec, el cual esta resguardado por una reja y en el suelo un riel que guía dicha reja.... pues por intentar no tropezar con un tapete de control no vi el riel y zaz!.. cuan ancho soy cai de panza a media competencia en el km 21!... 


No se si me dolio el madrazo o la verguenza o que, la cosa es que despues de que llegaron a mi auxilio paramedicos y policias, pude seguir mi camino... chin!


 
Pero siguio derecho!, hasta el km 30!, y "La condesa" le dio su ternura!.. Dicen que cojeaba de la pata izquierda!, y aun asi siguio su aventura!.

10 kilometros para reponer animos, dolor, golpes y demas, ya ni modo, no hay mas que siguir hacia la meta!

 
Llego al 32, en la calle insurgentes, y en el 35! !sentia que moria! .. subió paso a paso.. hasta ciudad universitaria, llegando al estadio con la luz del dia!
... No manches!, 10 kilometros de subida a partir del kilometro 32?????? ufffff!


Cumplida su hazaña llego hasta la meta! y no quiso echarse hasta ver su medalla!, y este fue el corrido del caballo blanco que un dia domingo feliz arrancara!







 En el estadio todo de nuevo es fiesta!, (nota mental, en insurgentes hay que correr por el carril del metro bus que tiene sombrita!) 






Una muy bonita medalla, un buen kit de recuperacion, un lounge VIP para recuperarse pero con pases (nota mental.. ¿donde dan esos pases?) 









La experiencia fenomenal de entrar en el estadio olímpico de ciudad universitaria contagiado por la adrenalina de miles de personas valió la pena el esfuerzo.. aunque me haya ido como el caballo blanco, cojeando de la pata izquierda y con todo el hocico sangrando!  






No hay comentarios.:

Publicar un comentario